Mi lengua, mi hogar: el alemán

En los últimos años, el alemán ha ganado mucha popularidad como lengua extranjera; por toda Europa y en el mundo, la gente quiere aprender alemán de repente. El alemán está de moda, aunque nadie está tan sorprendido como los hablantes nativos.

Por Anja Meunier / 26.3.2017

Parte I: Mi lengua, mi hogar: el catalán

Parte II: Mi lengua, mi hogar: el maltés

¿No nos han dicho siempre que “el alemán es demasiado difícil” y que “suena como si estuviéramos discutiendo”? Bueno, sí. Y tal vez poco haya cambiado al respecto. Sin embargo, gracias a la fuerte posición económica de la región alemana en Europa, mi lengua materna ha tomado repentinamente un significado totalmente nuevo y cada vez más personas están descubriendo la parte interesante, bella y lógica que yo también quiero mostraros hoy.

En primer lugar: el alemán también puede sonar hermoso y musical! No fue sin razón que la Alemania del siglo XIX era conocida como la tierra de los poetas y pensadores. Goethe, Schiller, Rilke … a todos ellos se les valora todavía mucho en todo el mundo hoy en día. Basta con escuchar el siguiente poema.

“Der Panther” de Rainer Maria Rilke

Lo especialmente interesante del alemán, y por lo que es tan famoso y notorio, son los sustantivos compuestos. El ejemplo más citado, que fue creado exclusivamente para este propósito, es ‘Donaudampfschifffahrtsgesellschaftskapitänsmützenbommel’ (la borla del gorro de un capitán de la compañía de vapores del Danubio). La construcción de tal cadena de palabras es posible en alemán porque, a diferencia de muchos otros idiomas, un sustantivo que es estrechamente descriptivo se puede complementar con la pre-fijación de otro sustantivo sin un espacio en el medio. Con descripciones tan precisas logramos palabras así de largas.

En realidad, estas palabras gigantescas casi nunca se utilizan, suele haber como mucho dos o tres conexiones y ya está. Sin embargo, las palabras compuestas de manera más corta están siempre presentes. Muchos nombres de animales, objetos y otros sustantivos se forman de esta manera. Me encanta estas palabras, su lógica es tan simple e infantil. ¿Un oso que se lava las manos? ¡Un mapache (Waschbär)! ¿Un cerdo con púas? ¡Un puercoespín (Stachelschwein)! ¿Eres feliz en primavera? ¡Entonces tienes sentimientos de primavera (Frühlingsgefühle)! ¿Una canción se te ha metido en la oreja como un gusano? ¡Tienes un gusano en la oreja (Ohrwurm)!

Algunas de estas palabras han sido adoptadas en otros idiomas ya que describen acertadamente situaciones o conceptos muy específicos, por ejemplo Schadenfreude significa alegrarse del mal ajeno, Wanderlust es el placer de ir de excursión o de viaje, Wunderkind hace referencia a un niño prodigio, con mucho talento o Kindergarten es una guardería, un jardín para niños.

Uno de mis amigos españoles, cuyo alemán es fantástico, me dijo recientemente que una de las cosas que nunca entenderá es el uso de expletivos en alemán. De hecho, hay un buen montón de ellos: eben, halt, doch, eigentlich, mal, echt, ja, nur... entre muchos otros. Todos ellos tienen diferentes significados dependiendo del contexto, y cuando se utilizan juntos pueden, de nuevo, significa algo completamente diferente. Por ejemplo, en la frase “Bring doch deine Freundin mit!” (¡Tráete a tu novia, si quieres!), el doch significa que es una sugerencia, mientras que en “Du bist ja doch gekommen!” (¡Has venido al final!) expresa sorpresa.

Otra de las particularidades de la lengua alemana es el orden de las palabras, las más importantes se colocan generalmente al final. En el ensayo “El horrible idioma alemán”, a menudo citado por irritados estudiantes alemanes, Mark Twain se queja, entre otras muchas cosas, sobre el hecho de haya que esperar tanto tiempo para averiguar lo que realmente sucede. Veamos un ejemplo:

“Heute Abend bringe ich dich …” Um? Zum Flughafen? (Esta noche yo … ¿Te mato? ¿Te llevo al aeropuerto?). Una de las frases incompletas más famosas de la historia es la del secretario de exteriores, Hans-Dietrich Genscher, que en 1989 se dirigió a los ciudadanos de la RDA fugitivos desde el balcón de la Embajada de Alemania en Praga: “Wir sind zu ihnen gekommen, Ihnen mitzuteilen, dass heute Ihre Ausreise …” (Hemos venido aquí a compartir con ustedes, que hoy su salida…) el resto fue incomprensible por los ensordecedores aplausos, pero también se podría haber terminado con la declaración gramaticalmente correcta “… nicht möglich ist” (… no es posible).

También me parece interesante la forma en que en alemán usamos palabras de otros idiomas, sobre todo del inglés. A veces las usamos para diferenciar las cosas con mayor precisión. Por ejemplo, usamos la palabra Swimming pool para una piscina privada, mientras que llamamos a las piscinas públicas Schwimmbad. Cuando alguien va de shoppen es que está comprando ropa, pero para artículos comestibles usamos la palabra einkaufen. También hay otro anglicismo que resultaría muy extraño para un hablante nativo inglés. Llamamos a un teléfono móvil Handy y Public Viewing se utiliza cuando vamos a ver el fútbol en un lugar público, a pesar de que correctamente traducido en realidad es una exposición pública de un cadáver.

Regiones germanohablantes de Europa

Más de 100 millones de personas tienen el alemán como lengua materna. En Europa, el alemán se habla en el conjunto de Alemania, Austria y Liechtenstein. Además también se habla en el Tirol del Sur, la parte más al norte de Italia, la región de habla alemana de Suiza, Luxemburgo, el municipio alemán de Bélgica, las zonas fronterizas de Alsacia y Lorena en Francia, el norte de Schleswig en Dinamarca y en partes de la población en algunas regiones de Europa del Este como Opole en Polonia y Transilvania en Rumania.

Me parece genial que mi lengua materna sea tan popular de repente. A través de conversaciones con gente que la ha aprendido como lengua extranjera adquiero una nueva perspectiva y comienzo a pensar y a cuestionarla de una manera totalmente diferente.

Autora

Anja Meunier (Alemania)

Estudia: Matemáticas y Económicas

Lenguas: Alemán, inglés y español

Europe tiene… países bonitos, gente interesante y un estilo de vida genial. Y necesita mantenerse unida.

500px: Anja Meunier

Ilustraciones

Luzie Gerb (Alemania)

Estudia: Historia del arte, Bellas Artes y Estudios Culturales Comparados

Habla: Alemán, Inglés, Sueco y Francés

Europa es… un lugar lleno de sitios increíbles, gente interesante y sus historias

Blog: luzie-gerb.jimdo.com

Traductora

Leire Larrea (España)

Estudia/Trabaja: Administración de Empresas

Habla: español, euskera, inglés, algo de portugués e italiano

Europa es… ¡el lugar en donde estar!

Revisora

Miriam Vázquez (España)

Estudia / Trabaja: Periodismo y Ciencias Políticas y de la Administración

Habla: español, catalán, inglés, algo de francés y alemán

Europa es… un lugar único donde convive gente de diferentes culturas, idiomas y puntos de vista

Twitter: @mirabroad

Esta entrada está también disponible en Bosanski - Hrvatski - Srpski, Català, Deutsch, English, Français, Italiano, Malti, Română, Türkçe, [Main Site], Ελληνικά y Русский.

Author: Anja

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

css.php

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar