Igualdad, lo mismo, todos iguales

La igualdad en matrimonio es por fin posible en Alemania después de que el 83% de la población votase a su favor en una encuesta representativa y que la presión sobre los partidos conservadores en la campaña electoral aumentara; 16 años después de que los Países Bajos, el país vecino, fuese el primero del mundo en aceptar el matrimonio entre parejas del mismo sexo en el 2001.

Después de los Países Bajos, en Europa el matrimonio entre personas del mismo sexo se ha equiparado al matrimonio entre una mujer y un hombre en Bélgica (2003), España (2005), Noruega (2009), Suecia (2009), Portugal (2010), Islandia (2010), Dinamarca (2012), Francia (2013), Reino Unido (excepto Irlanda del Norte) (2014), Irlanda (2015), Luxemburgo (2015) y Finlandia (2017). Estos son solo 13 de los 49 estados que geográficamente forman parte de Europa, y ni tan solo la mitad de la Unión Europea.

La lucha por la igualdad de derechos en Europa está lejos de terminar. En un texto muy personal, la artista de poemas slam Veronika Rieger escribe sobre la sensación de que se trata a su amor como si fuera de segunda clase, y echa un vistazo a la hipocresía de los argumentos que la gente plantea una y otra vez.

Igualdad, lo mismo, todos iguales

Una contribución invitada de Veronika Rieger / 28.6.2017

 
Un extracto: Ley Fundamental de la República Federal de Alemania
Artículo 3
(1) Todas las personas son iguales ante la ley.

Me despierto. Sombras nocturnas, miro a la izquierda, mi novia sigue dormida. Miro a la derecha, el móvil encendido: titular, primer aniversario del tiroteo en el club gay Pulse de Orlando. 49 personas muertas. El mundo sigue girando, y yo también me giro.

Suena el despertador, mi novia abre los ojos, parpadeamos y nos llega el olor a café, las frases se hacen más largas. Los metros van pasando por la estación a cada minuto, las suelas de las zapatillas dan patadas a la rutina en pasillos universitarios altos y vacíos.

Horas de rutina diaria después, vacío el buzón. Encuentro, en serio, la quinta invitación para una boda este verano; primero me tomo otro café, luego abro el sobre:

Leo por encima las palabras decoradas, maldita sea, realmente tengo que responder la carta, hay dos posibles respuestas:

               1 Estaré encantada de ir

               2 Iré con mi novio

No me puedo creer la opción 2 (las tazas de café me ponen demasiado hiperactiva). Salgo. Llamo a mi novia, vamos de compras. En el camino de 983 metros que lleva al metro, tener que aguantar las miradas de nuestro entorno. “Lesbianas de mierda”, no tengo una respuesta inteligente para estas idioteces de quinceañeros. Las ventanas del metro de nuevo. En el centro de la ciudad lidiando con las miradas y con la propaganda electoral.

Estoy interesada en la política, pero nunca antes había tenido un deseo tan grande de votar. Quiero decir, de verdad, nunca. Ya que cada partido dice que oh, es muy liberal y que está a favor de esto, pero nadie ha hecho nada para cambiarlo en estos años. Encuentro a los partidos tan de fiar como los payasos asesinos del año pasado en Westpark.

La maldita invitación de boda sigue en mi bolso.

Los idiotas nacionalistas de derechas todavía están en Marienplatz, pero parece que se están volviendo más jóvenes. El que está en el medio podría tener la edad de mi hermano. Pensando en mi hermano, con el que no puedo mantener contacto, porque no puede lidiar con esto, porque mi amor es tan abrumador, dice que no me exige nada, pero que qué pensará la gente.

En el metro, sin que me lo pidan, sin que me inviten, el hombre de enfrente parlotea: ¿Tenéis hijos? ¿Estáis casadas?

Buscando en el bolso, me corto con la maldita invitación de boda. Sangre del alma en un papel en blanco decorado.

El hombre sentado enfrente, sigue molestándote, demasiado tímida para decir algo, te aferras a mi mano, creo que quiero casarme contigo algún día. Quiero poder juntar tu mano con la mía, con los malditos anillos caros en ella, y quiero llamarte esposa, de verdad lo quiero. Quiero decir, no ahora, ni mañana, ni este año, pero quiero tener la posibilidad, quiero decir, algún día.

El hombre, sin nada de cortesía, nos suelta que estas son preguntas muy personales y que no las conteste. El hombre sigue hablando, dice algo en contra del matrimonio para la personas como yo, estoy perdiendo la paciencia.

No quiero que me diga nada más.

Al próximo que me diga que mi amor o el matrimonio entre personas del mismo sexo no es natural, le invitaré con mucho gusto a refrescar su conocimiento biológico sobre la vida sexual de los delfines, monos, leones, jirafas, cientos de aves, hienas, ovejas, arañas espeluznantes, pero no conmigo. Como inciso, el matrimonio no es algo natural, sino una institución introducida por el Estado, y por lo tanto tan natural y biológico como los residuos plásticos.

Y quien me diga que el matrimonio tiene que estar reservado para hombres y mujeres, me puede por favor explicar cómo las más de diez otras combinaciones biológicamente reconocidas de cromosomas X e Y se les permite atar el nudo, y por qué en particular el hombre y la mujer, el Sr. XY y la Sra. XX, deberían tener este privilegio en comparación con todos los demás géneros corporales.

Si lo reducimos a la simple procreación, exijo la revocación definitiva del estado marital y todos los privilegios oficiales para las parejas heterosexuales sin hijos, hecho que sería la única consecuencia lógica.

Si ahora me vas a decir que el matrimonio entre dos personas que se quieren y son suficientemente adultas para testificarlo ante el Estado está en contra de la voluntad de dios, entonces no has entendido el concepto de secularización.

Pero incluso a los cristianos más radicales todavía les tengo algo que decir:

Si dices que mi amor está en contra de la voluntad de dios, entonces posees la sabiduría divina. Puesto que solo dios puede tener esta sabiduría y emitir juicios sobre la humanidad, estás diciendo que eres dios, y esta blasfemia es demasiado idiota incluso para los “demócratas cristianos”. Cualquiera que practique una política despectiva de de aislamiento, pierde su derecho al nombre de Cristo.

No hay argumentos contra el matrimonio entre personas del mismo sexo que hoy en día tengan algún significado. Pero hay una razón para estar en contra: ser un idiota homófobo.

Dejo caer todo esto a los pies del hombre en el metro, se cae del bolso, gran boca, cerebro y memoria, en medio hay folletos de los partidos que prometen la introducción del “matrimonio para todos” antes de las elecciones y el papel blanco hecho a mano con la pequeña mancha de sangre, que incluso tiene la forma de un corazón pequeño.

Acta General de Trato Igualitario (AGG)

§ 1 Propósito de esta Acta
El propósito de esta ley es prevenir o detener la discriminación por motivos de raza u origen étnico, sexo, religión o creencias, discriminación, edad u orientación sexual.

Estoy mirando el techo sobre mi cama. Miro a la izquierda, mi novia duerme mientras dan una serie en la televisión. Miro a la derecha, teléfono móvil encendido: titular, hombre gay de 30 años brutalmente golpeado en Múnich. Siguiente titular: el hombre gay del semáforo se encenderá de nuevo para el Orgullo Gay. Mis nervios respecto a este tema siguen muertos. El mundo sigue girando, yo también me giro.

Todas las personas son iguales ante los ojos de dios, dicen.

Todas las personas son iguales ante la ley, dicen.

Parece que 5,6 millones de alemanes son un poco menos iguales que otros.

Autora

Veronika Rieger (Alemania)

Veronika Rieger es una artista de poesía slam, actua en escenarios des de principios del 2016. Cuando no está en un escenario, estudia teología protestante para volverse una pastora.

Traductora

Clara Ramos (España)

Estudia: Traducción e Interpretación

Habla: español, catalán, inglés y un poco de alemán

Europa es… ¡una gran mezcla de culturas y lenguas para descubrir y disfrutar!

Revisora

Miriam Vázquez (España)

Estudia / Trabaja: Periodismo y Ciencias Políticas y de la Administración

Habla: español, catalán, inglés, algo de francés y alemán

Europa es… un lugar único donde convive gente de diferentes culturas, idiomas y puntos de vista

Twitter: @mirabroad

Esta entrada está también disponible en Català, Deutsch, English, Français, Italiano, Malti y [Main Site].

Author: Anja

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

css.php

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar