¿Se ha convertido el Couchsurfing en el nuevo Tinder bohemio?

¿Locales ofreciendo alojamiento gratis y agradable compañía en un lugar bonito? ¡Es el sueño de todo mochilero! Aún lo sigue siendo, ¿no?

Por Iris Pase / 9.9.2017

Conocido en todo el mundo, el couchsurfing es un servicio de acogida y una red social que cuenta con más de 14 millones de miembros, y su número aumenta diariamente. Como su nombre indica, la plataforma ofrece a la oportunidad de ser anfitrión o invitado en casa de otro (probablemente en su sofá), e interactuar directamente con los locales. Así mismo, para aquellos que aún no se sientan listos para compartir alojamiento con un completo extraño, es posible conocer simplemente a personas y participar en eventos organizados por la comunidad local de couchsurfing.

La filosofía base del proyecto promueve el intercambio cultural al sacar lo mejor de la verdad más antigua de todas: “El hombre es un ser social por naturaleza”. De hecho, no hay mejor manera de explorar y conocer un lugar nuevo que interactuando con sus locales, sintiéndote cómodo al compartir experiencias e ideas en un ambiente nuevo, y creando así un lazo entre individuos que buscan comprender diferentes formas de pensar.

Photo: flickr (ephidryn)

Pero, ¿cómo nació Couchsurfing?

En 1999 un joven programador de ordenadores de 25 años, Casey Fenton, reservó un vuelo barato a Islandia pero no tenía lugar donde quedarse. Rehusando depender de un alojamiento ordinario, tentó su suerte y envió más de 1500 correos a estudiantes islandeses en Reykjavik preguntando si podrían acogerlo en alguno de sus sofás. Por suerte para él tuvo varias respuestas y, aún más, los estudiantes no solo le ofrecían un sofá, sino también la oportunidad de mostrarle su Reykjavik. La estancia de Fenton fue tan maravillosa que escogió “couchsurfing” cómo su nueva forma de viaje.

Algunos años después consiguió transportar su experiencia en una organización sin fines de lucro y una web, creando de esta manera uno de los ejemplos más famosos de economía compartida. Sin embargo, el estatus ‘sin fines de lucro’ del couchsurfing impedía a la plataforma obtener recursos para mantener el ritmo con el gran número de usuarios nuevos, lo cual conllevó varios problemas técnicos.

Incapaz de mantenerse sin donaciones, este aceptó 7.6 millones de dólares del inversor capitalista Benchmark Capital y Omidyar Network convirtiéndose, cómo dijo Fenton mismo, en una Corporación B, es decir, una empresa que utiliza el poder de los negocios para crear un beneficio público. Un año más tarde, la compañía recibió 15 millones de dólares de fondos adicionales, lo que permitió que la organización sin fines de lucro pudiese innovar e incorporar nuevos servicios. Sin embargo, aunque los asuntos financieros ya no eran un problema, surgieron nuevos.

¿Couchsurfing o… Sexsurfing? ¿Es este el final de “couchsurfers inocentes”?

“Hicimos todo lo que los adultos hubieran hecho ¿qué fue lo que hicimos mal?”
― William Golding, El Señor de las Moscas

Desde su transformación en una organización lucrativa, el crecimiento constante de su comunidad ha indicado aparentemente el fin de la inocencia del couchsurfing: Varios usuarios nuevos no acatan su filosofía de compartir, y más bien siguen una actitud “do ut des”, a menudo esperando sexo a cambio de alojamiento.

Sólo hay que buscar “couchsurfing” en Google o leer alguna publicación en un blog de viajes sobre este tema y notarás que la plataforma se ha vuelto un sitio web de citas. No me estoy refiriendo a sexo casual entre el invitado y anfitrión, no pretendo criticar lo que puede ser un acto consensual entre dos adultos. El problema al que me refiero es que, como dijo la bloguera de viajes Agnes Walewinder, “las personas utilizan este portal para acosar a las chicas por sexo gratis y viceversa”. El couchsurfing estaba destinado a ser un puerto seguro para viajeros alternativos pero está convirtiéndose en sexsurfing, haciendo que los viajeros, en especial las mujeres mochileras, tengan miedo de utilizarlo por si son acosadas sexualmente, violadas o incluso asesinadas.

Si todo esto no fuera suficiente, la página web está ahora llena de los llamados artistas pick-up, personas (típicamente hombres, pero no en exclusivo) que suelen atraer o buscar compañeros sexuales. ¿Qué mejor manera de perpetuar la objetivación e infravaloración de las mujeres?

Tomemos por ejemplo el artículo de John Maverick: “Cómo seducir a las chicas traviesas de Couchsurfing”c y . El autor sostiene que se unió al couchsurfing para “acostarse con chicas” y comparte sus “conocimientos” para ayudar a aquellos hombres que tienen problemas para conseguir sexo. Obviamente, más que sugerir un enfoque saludable y respetuoso hacia el sexo opuesto, Maverick basa sus técnicas en la sumisión y el engaño, haciendo que las mujeres sean vistas como una presa que debe ser capturada al aprovecharse de su aparente promiscuidad y frivolidad. Ambos artículos representan la epitome de sociopatía, chovinismo masculino y misoginia, sin mencionar cierto tipo de racismo suave. Cito: “Mientras algunas nacionalidades son más fáciles que otras, hay algo en estos países (Francia, Finlandia y Polonia) que hacen de sus chicas, casi siempre, sexo asegurado”.

Desafortunadamente, este no es un caso aislado: Business Insider definió “couchsurfing” como “la mejor aplicación de móvil para conseguir sexo nunca diseñada”. Mientras tanto, se publican guías para conseguir sexo cada vez con más frecuencia. Y al fundarse plataformas como couchsurfing, hay un repertorio de encuentros sexuales recopilados por los anfitriones que consiguieron acostarse con sus invitados, sean hombre o mujer.

Backpackers. Photo: flickr (Garry Knight)

¿Es este el fin de Couchsurfing?

¿Es posible utilizarlo con seguridad o deberíamos sustituirlo por una plataforma alternativa como HospitalityClub, Trustroots, o Be Welcome?

El couchsurfing se ha vuelto más peligroso que nunca, pero su comunidad aún está constituida por muchas personas buenas y genuinas que aman viajar. Por lo tanto, nunca aconsejaría que la abandonaras. Además, si todos los miembros respetables decidiesen irse, la transición hacia una web de citas sería efectiva y no podemos permitir que eso suceda. El couchsurfing ha sido un sueño hecho realidad para muchos de sus viajeros y aún lo puede seguir siendo, si animamos a las personas a utilizarlo para su propósito original.

Consecuentemente, es crucial para nosotros saber con antelación si se puede confiar en un anfitrión. Debemos informarnos acerca de nuestra destinación y posibles segundas opciones de alojamiento. Al mismo tiempo, es conveniente tener en mente qué características son comunes entre los artistas pick-up y los posibles agresores sexuales. Para darte una perspectiva más amplia sobre el asunto hoy hablamos con Hannah, una couchsurfer con experiencia y pasión por la aventura, que compartirá sus buenas y malas experiencias y nos dará algunos consejos para mantenernos a salvo.

Meeting Halfway: Hola Hannah, y gracias por tu tiempo. Comencemos por el principio. ¿Cuánto hace que descubriste el couchsurfing?

Hannah: ¡Hola! Bueno, he estado viajando al extranjero por mi cuenta desde que tenía 18 años y aprendí rápidamente la importancia de marcarte un presupuesto cuando viajas solo con tu mochila al hombro. También descubrí cómo de especial puede ser un lugar cuando lo ves con un local. No recuerdo exactamente quién me habló por primera vez sobre couchsurfing, pero realmente quería ir a la India y quedarme con alguien de allí, así que me inscribí al sitio y… ¡el resto es historia!

MH: ¡Qué bien! Has sido muy valiente al viajar por tu cuenta a un lugar como la India, principalmente porque se considera un país peligroso para mujeres que viajan solas. Hablando de eso, bajo tu experiencia couchsurfer, ¿te encontraste con alguna dificultad debido a tu género, tal vez situaciones o personas extrañas?

H: Viví momentos donde supe que algún chico quería sexo conmigo. Cuando viajé a Escocia, uno de ellos me hizo sentir muy insegura. Cuando nos conocimos en el café donde nos debíamos encontrar parecía muy normal, pero luego me llevó a su apartamento en medio de la nada y comenzó a comportarse muy extraño. Al principio me di cuenta de que tenía un gran santuario dedicado a Margaret Thatcher. Me dijo que me cocinaría pasta y, literalmente, sólo puso espaguetis crudos en el microondas con pasta de tomate. Me dijo que él era un fantasma y que si yo quería ser un fantasma. También me mencionó que muchos couchsurfers terminan haciéndolo y cuando le dije que no estaba interesada me hizo sentir estúpida por haberlo acusado de intentar algo conmigo. Me preguntó si quería tomar té y cerró la puerta de la cocina mientras lo hacía, así que no lo bebí. No dormí en toda la noche y me fui tan pronto como amaneció; lo único que dijo fue “escríbeme una buena reseña”.

MH: Suena horrible, ¡y el miedo que debiste haber pasado! La mayoría de las mujeres abusadas y amenazadas no denuncian a su anfitrión para evitar tener una mala reseña en la web. ¿Qué hiciste tu? ¿Lo denunciaste o escribiste una mala reseña?

Hannah in Scottland. Photo: Private

H: No escribí ninguna reseña durante los siguientes dos días porque estaba muy ocupada haciendo autostop y explorando, no tuve momento para sentarme y escribir algo. Pero él escribió una reseña falsa y con mala intención diciendo que YO me aproveche de él. Lo denuncié en couchsurfing y les dije lo que él hizo. Creo que su pagina fue eliminada, o tal vez la eliminó él porque ya no existe. Meses más tarde, recibí un mensaje de un chico de la comunidad con el mismo apellido de yo (!!) – pero sin fotos o reseñas – llamándome puta fea y malcriada. Le dije que se buscase una vida y lo bloquee, no he vuelto a saber de él.

MH: Desafortunadamente no eres la única que ha tenido malas reseñas por parte de su propio “agresor sexual”. Fuiste muy valiente al denunciarlo, esperemos que no acose a otras personas. ¿Qué criterio utilizas para escoger a tus anfitriones, especialmente después de encuentros tan lamentables como ese?

H: Soy muy selective. Deben tener muchas reseñas. Más de 30. Y las leo todas. Y si todas son reseñas de chicas, esa es una señal de alarma y no les envío mensajes. Debes leer su perfil completo porque de esa manera puedes detectar a un farsante fácilmente. Les envío un mensaje con mucho más que un simple ¿puedes alojarme? y siempre los conozco en un lugar público. Tal vez al principio pasas la noche en un hostal y cuando los conoces y ves que puedes confiar en ellos, puedes quedarte en su casa la noche siguiente, o ¡simplemente haces un nuevo amigo!

MH: Muchas chicas prefieren quedarse solo con chicas, ¿estás de acuerdo? ¿O piensas que eso significa desperdiciar la verdadera experiencia de couchsurfing?

H: Personalmente no. Me he quedado con algunas chicas y ha sido increíble pero también me alegro de haber tomado el riesgo de quedarme con algunos chicos porque hice amistades platónicas y maravillosas. Nunca me he acostado con ningún anfitrión, ni tampoco he sentido la presión de hacerlo (el chico escocés me asustó mucho pero, honestamente, pienso que si él hubiese intentado tocarme o hubiese dicho algo amenazador podría haber escapado fácilmente. Fue mi decisión quedarme hasta la mañana siguiente). Sin embargo, no puedo determinar el nivel de comodidad de alguien más, así que si una chica se siente mejor haciendo couchsurfing solo con otras chicas no creo que la experiencia será arruinada o desperdiciada en lo absoluto.

MH: Realmente ses ve que te encanta el couchsurfing y las oportunidades que ofrece, ¿por qué, en tu opinión, debería alguien hacerlo al menos una vez en su vida?

H: Para mi la mejor parte del couchsurfing es ver el lugar a través de la perspectiva de un local. Te contarán historias acerca de cómo es crecer en un país/ciudad en particular, pueden darte una clase de historia, o simplemente decirte la verdad de cómo es vivir en el lugar que estás visitando. ¡Y que te aconsejen los mejores lugares secretos donde comer o ir a un bar es un extra! También para mí, como viajera que va sola siendo mujer, me siento más segura haciendo couchsurfing que quedandome en un hostal porque eres guiada por alguien que conoce las calles, las costumbres, y la gente. A veces si estás merodeando como un turista perdido puedes ser blanco de carteristas o sentirte confundida e incapaz, especialmente si existe la barrera del idioma. El couchsurfing puede hacer de un lugar extranjero tu hogar.

MH: Después de todas las situaciones extrañas, por fin hemos llegado al lado positivo del couchsurfing así que ¿por qué no terminamos nuestra conversación con tu mejor experiencia como couchsurfer hasta ahora?

H: Es difícil escoger la mejor ya que he tenido muchas buenas experiencias, pero hay dos que son memorables. La primera fue en Sarajevo, mientras que la segunda fue en Gozo con un señor gay de 50 y tantos años. Vivía solo en una increíble casa al estilo bungalow, era ecléctica con varios cachivaches, una enorme biblioteca, agua reciclada, hiedra creciendo por dentro y por fuera y un balcón en la azotea. Cuando me quedé con él, estaba siendo anfitrión de otras seis personas en total, con literas y colchones. Él era increíble, cocinaba tres comidas caseras calientes enormes todos los días. ¡Y gratis! Siempre facilitaba conversaciones profundas sobre política, historia, religión, o la vida en general y las conversaciones que teníamos alrededor de la mesa también eran inspiradoras. Nunca pidió algo a cambio. Fue increíble. También debo agradecerle porque hice una amistad de por vida con uno de los couchsurfers que se quedaron con él en el mismo momento que yo, y hasta este día, nos mantenemos en contacto.

Autora

Iris Pase (Italia)

Estudios: Historia y Filosofía.

Idiomas: Italiano, Inglés.

Europa es… conocer otros Europeos y sentir una historia, cultura y mentalidades colectivas.

Blog: The Venetian Rover

Traductora

Paola López Darce (España)

Estudios: Lengua Literatura, Civilizaciones Extranjeras Inglesas.

Idiomas: Español, Inglés, Francés.

Europa es… nuestro pasado, presente y futuro.

Blog: parisi0n.tumblr.com

Revisora

Miriam Vázquez (España)

Estudia / Trabaja: Periodismo y Ciencias Políticas y de la Administración

Habla: español, catalán, inglés, algo de francés y alemán

Europa es… un lugar único donde convive gente de diferentes culturas, idiomas y puntos de vista.

Twitter: @mirabroad

Esta entrada está también disponible en Bosanski - Hrvatski - Srpski, Deutsch, English, Français, Italiano, Malti, Română, Türkçe y [Main Site].

Author: Anja

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

css.php

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar