Hamilton: An American Musical

¿Creéis que es posible escudriñar nuestro presente, el mundo europeo, y vislumbrar sus errores y sus fallos… a través del pasado de los EEUU?

Por Alessandra Ivaldi / 30.06.2017

En un mundo donde los pueblos y las culturas se mezclan y el concepto de distancia se hace cada vez más relativo, las diferencias y los prejuicios deberían convertirse en recuerdos lejanos de una época oscura y primitiva… Sin embargo, este no es el caso.

Desde los albores de la humanidad, grupos de individuos o comunidades enteras han ido mudándose de un territorio a otro, abriéndose a nuevas culturas y dando a luz nuevos estilos de vida. Pese a ello, el hombre sigue sin aprender a superar los prejuicios, del recelo y del odio, aunque la historia ya nos ha demostrado varias veces que esa actitud es infructífera, por no decir nociva. Sin embargo, no estamos aquí para discutir los sentimientos que excitan los corazones humanos o si queda la esperanza que de aquí en adelante la humanidad pueda encontrar la manera de aprender de sus errores… Sino que ¡estamos aquí para hablar de arte y de teatro! Más en concreto, para hablar de Hamilton: An American Musical.

Este musical – con letras, música y guión de Lin-Manuel Miranda, estadounidense de origen puertorriqueño – estrenó en 2015 y enseguida tuvo mucho éxito por su originalidad y su capacidad de ponernos frente a reflexiones profundas y preguntas difíciles a través del ritmo en apariencia despreocupado de la música rap, pop y soul.
Su título se debe al nombre de su protagonista, Alexander Hamilton, uno de los padres fundadores de los Estados Unidos. El musical sigue los complejos avatares de la vida de Hamilton, que se entrelazan con los grandes eventos históricos de su época.

El relato empieza recapitulando la primera parte de la vida de Alexander Hamilton quien, huérfano de ambos padres, transcurre su juventud en la Isla Nieves en el Mar Caribe. En 1776 su familia adoptiva le permite instalarse en Nueva York para estudiar y hacer carrera. Ahí es donde el joven Hamilton conoce a figuras como el Marqués de La Fayette, el futuro presidente de EEUU George Washington y el futuro vicepresidente de Thomas Jefferson, Aaron Burr, quienes lo estiman. Son jóvenes animados por el anhelo de independencia y por ambiciones revolucionarias que juntos lograrán liberar los EEUU del dominio de la corona británica.

Junto a las hazañas políticas y militares – como la batalla de Yorktown, el acto final de la Revolución Americana en el que Hamilton mandó tres batallones del ejército estadounidense -, el público de Hamilton: An American Musical también puede seguir los asuntos sentimentales más íntimos de la vida de este importante político. Nos hallamos frente a su primer encuentro con las hijas de una de las familias más ricas de Nueva York: las hermanas Schuyler, entre las que Hamilton se casará con Elizabeth, alias Eliza.

Con su encanto, Alexander Hamilton logra ganarse a todo el mundo, de los grandes políticos que le ofrecen cargos cada vez más importantes y prestigiosos, a los soldados que le siguen con lealtad. Hasta las mujeres, fascinadas no sólo por sus cualidades personales, sino también por su poder. Entre ellas figura Maria Reynolds, quien será su amante.

Tras la victoria de Yorktown, Hamilton redacta, junto con James Madison y John Jay, los Federalist Papers, una colección de 85 artículos escritos con el objetivo de persuadir a los miembros de la asamblea del Estado de Nueva York a ratificar la Constitución de los Estados Unidos. Además, el nuevo presidente George Washington lo nombra Secretario del Tesoro de los Estados Unidos.
A estas alturas, los que fueron sus amigos en el pasado empiezan a sentir una envidia intensa por Hamilton, que los llevará a buscar siempre nuevos pretextos para desacreditarlo ante la opinión pública. Naturalmente, su relación con Maria Reynolds saldrá a la luz en perjuicio de su matrimonio con Eliza, ya muy deteriorado por la escasa involucración de Hamilton en la vida familiar.

El musical sigue las vicisitudes de Hamilton hasta su trágica muerte. Sin embargo, lo que más impacta al público no es la vida del personaje histórico, que para muchos puede resultar ya conocida. Tal vez lo que destaca según los espectadores es que los actores, quienes llevan trajes tradicionales y actúan en un marco histórico bien definido y representado de forma realista hasta el más mínimo detalle, no sólo se trata de personas de tez clara, como tradicionalmente se suelen representar los padres fundadores de los EEUU. En este musical blancos, afroamericanos, hispánicos y asiático-americanos se mezclan para interpretar los papeles de los grandes políticos y estrategas de la historia de los Estados Unidos.

Elegir actores de color no es casualidad. La presencia de diferentes nacionalidades en el escenario reproduce la realidad americana moderna, o sea una sociedad caracterizada por la multiculturalidad. Además, la sociedad americana siempre se ha caracterizado por fenómenos de inmigración y multiculturalidad. De hecho, los padres fundadores mismos eran hijos de migrantes y hasta Hamilton no pertenecía al t imaginario estereotipado del típico “hombre blanco”: a eso se le debe por ser, en un principio, un huérfano y un “inmigrante” procedente de una isla del Mar Caribe. Ello no obstante, con los demás contribuye a crear una nueva realidad y sabe imponerse gracias a sus extraordinarias cualidades.

Hamilton: An American Musical se ha definido la representación de la historia de un hombre que llega a ser la historia de un País. Una nación construida por migrantes que, de vez en cuando, necesitan recordar dónde empezó todo para no olvidar su propio origen.
Y olvidar el pasado es un riesgo que no se limita a los EEUU. Al fin y al cabo, los europeos también necesitaríamos a alguien capaz de sacarle partido nuestra historia para que no nos olvidemos de nuestra procedencia y para que no se reiteren los errores que ya fueron.

Autora

Alessandra Ivaldi (Italia)

Habla: Italiano, inglés, alemán, francés

Europa es… patrimonio cultural

sitio web: https://iva1794.wixsite.com/home

Monica Nicol (Italia)

Estudios: Traducción

Idiomas: italiano, inglés, español, catalán

Europa es... un puente entre lenguas y culturas diferentes

Nazzareno Lacidogna (Italia)
 
Educiación: grado en "Mediazione linguistica e culturale", posgrado en "Comunicazione e Media"
 
Lenguas: italiano, español, inglés, francés, japonés
 
Europa es... oportunidad para conseguir una vida mejor
 

Esta entrada está también disponible en Deutsch, English, Français, Italiano, [Main Site] y Русский.

Author: alessandra

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

css.php