La Unión Europea – mucho más que un chiste

“No a la Unión Europea.” Vale, ¿y entonces qué? ¿Un renacimiento nacionalista? ¿Aislamiento político y marginalización? ¿Suscitar el odio y cerrar fronteras? Los movimientos anti-europeos están creciendo, no sólo en Gran Bretaña, donde el Brexit nos enseñó que todo es posible. Esto nos muestra que el euroescepticismo representa una amenaza real para los valores fundamentales de nuestra convivencia europea.

Una colaboración invitada de los estudiantes de las escuela secundaria franco-alemana de Friburgo. / 25.8.2017

Sesenta años después de la fundación de nuestra comunidad económica, muchos europeos han demostrado ser críticos con su mayor logro. ¿Por qué? Es comprensible que la existencia de esta unión pueda ser cuestionada por alguno de sus 510 millones de ciudadanos. También está claro que nuestra Unión Europea, tal y como es ahora, es compleja e incompleta. Es difícil de entender, ya que consiste en un complejo entramado de normas y legislación que la vuelven poco transparente y demasiado burocrática como para resultar cercana a la población. Estos son algunos de los principales argumentos para criticarla.

De hecho, esta unión puede parecer alejada de la realidad cotidiana de muchas personas. La UE fortalece el poder de los lobistas y abandona al ciudadano individual. La Unión Europea quiere dar una imagen de unidad, aunque no es capaz de proporcionar unidad política. Debido a esta falta de uniformidad en las políticas, es imposible homogeneizar la disparidad económica y la desigualdad social que surgen en los países europeos. Las clases sociales divergen cada vez más.

No parece necesario recordar lo que pasaría en una Europa dividida y hostil. ¿O sí? La primera mitad del siglo pasado debería ser una advertencia. La Comunidad Económica Europea se fundó como una forma de asegurar y proteger la paz. Este objetivo se ha cumplido satisfactoriamente. En la Europa de hoy solo puedes leer sobre la guerra en los libros de historia.

En este preciso momento, mientras miles de personas huyen de la tragedia de la guerra y el terror, deberíamos estar agradecidos por esta preciada bendición y deberíamos preservarla con cuidado. Sería estúpido poner en peligro todo esto.

La Unión Europea protege la democracia. La libertad de prensa, de opinión y de religión son tan sólo unos pocos ejemplos de los derechos inviolables que posee cada ciudadano europeo. ¿Acaso no somos increíblemente afortunados de vivir en un país donde los principios de la libertad y la auto-determinación se encuentran consagrados en la constitución? ¿Cuántos gobiernos son aún autoritarios y no respetan al ser humano? ¿Cuántas personas todavía están luchando por su libertad y son oprimidas, torturadas y masacradas?

Cada estado miembro de la Unión Europea debe respetar los principios de la democracia y, cuando un nuevo país quiere unirse, debe pasar antes por una serie de comprobantes que garanticen una democracia estable.

EU flag © Anja M.

Dos de los principales aspectos de la UE son la libre circulación de personas y bienes y la moneda común. Estos, junto a la libertad y a la democracia, son sus rasgos clave. Sin duda, no son perfectos. Sobre todo, el uso del euro es particularmente criticado. Sin embargo, en la Eurozona el cambio de moneda ha desaparecido, así como los costes asociados al mismo.

Cualquier ciudadano europeo puede moverse como quiera, viajar y cruzar fronteras sin ser controlado. El Acuerdo de Schengen, donde están comprendidos estos derechos, no solo promueve la prosperidad económica, sino también y sobre todo un intercambio cultural. Este intercambio da lugar a la comprensión intercultural y contribuye a la preservación de una convivencia pacífica.

Cuando corre la noticia de que algunos países quieren construir muros y barreras, no puedes hacer otra cosa que sacudir la cabeza con perplejidad. No debemos volver nunca a este punto, pues la libertad para cruzar las fronteras de tu propio país no debe ser cuestionada, sea cual sea el objetivo que persigas. Sería un paso atrás para nuestra sociedad europea, que es tan libre y diversa. La Unión Europea no es perfecta. Sin embargo, garantiza la libertad y la seguridad. Criticarla es legítimo. Destruirla no lo es. No podemos poner en duda el hecho de que son tiempos de cambio y transformación, pues la UE necesita estar preparada para sus tareas en el futuro. Estas modificaciones debemos lograrlas todos juntos, sin hostilidades ni divisiones internas.

Hoy, más que nunca, la UE necesita ser reforzada. ¿No es un privilegio el poder ver que tus vecinos y amigos son libres y sin restricciones? ¿Viajar sin soportar un examen exhaustivo de tu pasaporte? ¿Evitar la molesta tarea de cambiar de moneda cada vez que quieres cruzar la frontera? Y, sobretodo, ¿no es un privilegio vivir en paz? Para nosotros, los europeos, estos derechos se han vuelto tan comunes que ahora los damos por sentados. Sin embargo, hay cada vez más personas que cuestionan estos privilegios.

Estimados ciudadanos europeos, somos pro-Europa y lo declaramos expresamente. Estamos orgullosos de ser parte de una comunidad de 510 millones de habitantes, que posee un patrimonio cultural diverso y variado. Queremos intercambio, no muros. Nuestra Unión Europea debe seguir siendo un sinónimo de libertad, paz y seguridad. Esperamos ver una UE más democrática y transparente, con mayor igualdad social. Y necesitamos proyectos grandes para todo el continente europeo, por ejemplo en el ámbito del desarrollo sostenible.

Este artículo fue publicado originalmente por elnuevofederalista.es. elnuevofederalista.es es la revista de los Jóvenes Europeos Federalistas. Su contenido también se publica en francés, inglés, alemán e italiano.

Autores

El consejo de estudiantes, con el apoyo de padres, profesores y la dirección de la escuela secundaria franco-alemana de Friburgo de Brisgovia, Alemania.

La escuela secundaria franco-alemana de Friburgo es una escuela binacional y bicultural que tiene un status especial con motivo del tratado franco-alemán de amistad de 1963. Los estudiantes pueden beneficiarse de dos sistemas educativos, ya que los profesores son tanto alemanes como franceses.

Traductora

Soledad Román Pérez-Moreira

Estudia/Trabaja: Derecho y Ciencias Políticas y de la Administración

Habla: Español, inglés, francés, alemán, algo de italiano

Europa es…un sueño multicultural por cumplir

Twitter: @dadelosnamor

Blog: http://sromper.blogspot.de

Revisora

Miriam Vázquez (España)

Estudia / Trabaja: Periodismo y Ciencias Políticas y de la Administración

Habla: español, catalán, inglés, algo de francés y alemán

Europa es… un lugar único donde convive gente de diferentes culturas, idiomas y puntos de vista

Twitter: @mirabroad

Esta entrada está también disponible en Bosanski - Hrvatski - Srpski, English, Français, Italiano, Malti, Türkçe y [Main Site].

Author: Anja

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

css.php

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar